Hace unos días compartí en Instagram la foto de este plato, un vistoso timbal de trigo sarraceno salteado con cebolla, zanahoria, champiñón y coliflor culminado con unas semillas de calabaza. 
El trigo sarraceno, como ya os he comentado en otras ocasiones es un super cereal, sin gluten y apenas manipulado que nos aporta múltiples nutrientes.
Para preparar este sencillo a la par que vistoso plato necesitamos:

Trigo sarraceno en grano cocido, 2 vasitos (Yo siempre que cuezo granos que tardan en cocinarse suelo hacer cantidad de más, para aprovechar al cocción y de paso tenemos para otras recetas)
1/2 coliflor picada (que se vean las flores)
2 zanahorias en rodajas
1/2 cebolla en juliana
4 champiñones frescos en láminas
1 cucharada de semillas de calabaza 
1 pizca de romero seco
1 cucharadita de tamari
1 cucharadita de ras el hanout
1 pizca de comino en polvo
1 pizca de pimienta negra molida
1 cucharada de aceite de oliva virgen extra

Previamente tendremos el trigo sarraceno cocido (se lava bien, se escurre y se pone a cocer en abundante agua unos 20 minutos).
En una sartén o wok vamos a rehogar en el aceite la cebolla, la zanahoria, la coliflor y por último añadiremos el champiñón…rehogamos hasta que quede al dente. Especiamos con el ras el hanout y el comino, añadimos el tamari y pimentamos, mezclamos bien.
Añadimos el trigo sarraceno, subimos el fuego y salteamos para incorporarlo a las verduras, tras un par de minutos retiramos del fuego y emplatamos. Ponemos unas semillas de calabaza por encima y a disfrutar de un plato resultón a la par que delicioso.
¡¡Disfrutad del fin de semana!! 

Uso de cookies

En Vida Hygge se usan cookies propias y de terceros, si continuas navegando estás dando tu conformidad. ¡¡No te asustes!! simplemente es un mensaje legal...política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest