O lo que viene a ser lo mismo….un batido helado de cerezas como ingrediente principal, combinado con frutos secos, fruta desecada y leche de coco que es una auténtica lujuría de batido…

Super energizante, sano, nutritivo, crudo…además sabrosísimo y refrescante, ¿¿qué más podemos pedir??… os dejo cómo lo he preparado para que hagáis el vuestro…(salen como 4 batidos normales o 2 copas grandes como las de la foto)
300 gr de cerezas
1 bote de leche de coco
4 dátiles sin hueso
4 ciruelas pasas sin hueso
1 vaso de semillas de girasol (previamente activadas)
2 cucharadas de sirope de agave
semillas de amapola (opcional)
cerezas para decorar (opcional)
pistachos tostados para decorar (opcional)


 

En primer lugar tendremos que haber puesto las semillas de girasol a activar durante la noche, también las ciruelas y los dátiles, pasado el tiempo descartamos el agua y reservamos. Pelamos las cerezas y las ponemos en la batidora, añadimos las semillas de girasol, los dátiles, las ciruelas (ojo sin hueso!!), la leche de coco y batimos, probamos de dulzor y si es necesario añadimos un par de cucharadas de sirope de agave (yo le puse porque no estaba demasiado dulce)… queda la consistencia de batido muy cremoso…
Pasamos la mezcla a una fuente de cristal y la llevamos al congelador, dejamos mínimo 4 horas, que coja temperatura y quede casi helado, removemos para dejarlo cremoso e igual de textura y servimos. Añadimos unas semillas de amapola, unos pistachos y unas cerezas por encima… y lo dicho ¡¡Lujuría total!! 




Es perfecto para empezar el día con energía, para después de una sesión de entrenamiento o una merienda contundente…
¡¡ A refrescarse lujuriosos!!

 

Uso de cookies

En Vida Hygge se usan cookies propias y de terceros, si continuas navegando estás dando tu conformidad. ¡¡No te asustes!! simplemente es un mensaje legal...política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest