Ya está aquí el primer fin de semana de la primavera, de momento con buen tiempo, aunque no sé lo que durará, ¿¿el propósito??…empezar a organizar el jardín…tarea ardua, desbrozar, quitar matojos, remover tierra…y organizar el huerto para empezar a plantar las plantitas que de momento tengo en los semilleros creciendo super simpáticas…no en demasiado tiempo mis calabacines lucirán bien bonitos, de momento me quedo con estos para la receta de hoy:

Calabacines rellenos de garbanzos

No conocía este tipo de calabacín (calabacín luna se llama) hasta que investigando recetas por la web lo encontré, me gustó bastante para rellenar y me dispuse a apuntarlos en mi siguiente lista de la compra…decir que compré tres, dos para rellenar en plan bonitos y otro para hacer a la plancha, el cual me resultó muy insípido de sabor comparado con los calabacines tradicionales, estos rellenos, pues han resultado muy ricos, claro está que no te comes el calabacín sólo sino que adereza un poco más el plato…

Ingredientes (para 2)

1 bote grabanzos cocidos (400gr)
2 calabacines luna
1 berenjena
1/4 pimiento rojo
1/2 cebolla
2 ajos medianos
2 cucharadas de tomate frito 
2 cucharadas aceite oliva (para rehogar)
sal al gusto
pimienta negra al gusto

relleno de garbanzos

Primero vamos a vaciar los calabacines ayudándonos de una puntilla y una cuchara, dejamos la tapita en plan txapela para decorar el plato y reservamos la carne del calabacín para nuestro relleno.
En una sartén ponemos el aceite a calentar, mientras pelamos y troceamos pequeño las verduras, añadimos a la sartén el ajo, la cebolla, dejamos que dore, ponemos el pimiento rojo y dejamos que se cocine unos minutos, añadimos la berenjena y la carne de haber vaciado los calabacines. Pasados unos 15 minutos estará todo cocinado, añadimos los garbanzos cocidos, ponemos el tomate frito para aglutinar un poco el relleno, la sal y la pimienta negra y tenemos nuestro relleno listo…

Cojemos los calabacines vaciados y los rellenamos con los garbanzos, precalentamos el horno a 180º y metemos nuestros calabacines unos minutos para que tuesten un poco por encima, unos cinco minutos…sacamos del horno y listos para comer…
El toque de horno le da un punto rico a los garbanzos de la parte de arriba, pero se puede prescindir de el si se tiene prisa….o mucha hambre… 🙂

Me encantan los garbanzos!!

¡¡Que paséis buen fin de semana!! 🙂

Uso de cookies

En Vida Hygge se usan cookies propias y de terceros, si continuas navegando estás dando tu conformidad. ¡¡No te asustes!! simplemente es un mensaje legal...política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest